martes, 21 de enero de 2014

// A//

No hay salida
dijo Enrique kuando kiso salir del kuarto oscuro.


No hay salida
repitió la voz trémula de mujer, 

ke como murmullo se olía.

No hay salida
reclamaba la niña de apellido largo y extraño, 

irrepetible para tal oscuridad.

No, 

no la hai
dijo Enrique, 

kuando dejó sentir a su kuerpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario